A nadie le viene mal una canción de amor

Quien ande por la vida con capuchas y vista al corazón con armaduras quien regale un beso desechable con los labios en escaparates con ternuras marchitadas por no haber vivido nunca uno de esos amores que llevan a la locura indescifrable, sin poder mantener la postura Sin tener argumentos para no tenerlos Entonces, a nadie le viene mal una canción de amor de esas que te recuerdan que estás vivo que te sacuden en cada suspiro, que te rasgan la

Continuar Leyendo...