Hay quienes

Hay quienes van tosiendo de rabia y tienen fatiga de esperanza queriendo tocar los talones del cielo sin haber dejado huellas ni en un desierto hay quienes acostumbran a acompañarse de esa pálida soledad Que pone caspa a los pétalos de septiembre Y hace jardines con los restos de los demás Hay quienes creen que sólo las personas malas hieren y que los buenos enamoran Entonces amigo mío, trátame como un posible enemigo, y confúndeme con cupido; pues he enamorado

Continuar Leyendo...