La Moraleja del interés y la convicción

“Un niño camina por la ladera de un parque, mientras imitaba la danza de un planeador. Cuando sin querer tropieza con una billetera; el muchacho, curioso, recoge la cartera y para su sorpresa un turro de billetes yacían en el interior.

El pequeño reflexiona unos segundos, luego echa un vistazo a su alrededor e introduce el dinero en su bolsillo.
Raudo sigue su camino, olvidándose del juego del avión.”

Esto es el interés…
él no se considera un ladrón
Solo se está aprovechando de la situación…

El interés, es un arma caprichosa
Que deforma verdades
Vive solo en las sombras, Ermitaña y perezosa. el interés no tiene otro fin
que satisfacer la vanidad
pues no es colectiva
más bien opera para volvernos individual, que por lo demás es antinatural …

“Un niño camina por la ladera de un parque, mientras imitaba la danza de un planeador. Cuando sin querer tropieza con una billetera; el muchacho, curioso, recoge la cartera y para su sorpresa un turro de billetes yacían en el interior.

El pequeño reflexiona unos segundos, luego echa un vistazo a su alrededor y vuelve a dejar la billetera donde la encontró.
El niño vuelve a despegar su avioneta imaginaria y continua con su fantasía.”

Esto es convicción…
su decencia no tiene precio
viva la lógica de la moral y los valores…

Las convicciones son ideas profundas,
Que no deforman y emiten señales de nobleza. nos hacen humanizar
las corrientes perversas que nos enseñan siempre a ganar.

Leave a reply:

Your email address will not be published.